>> Garanta seu Planejamento de Estudos clicando aqui <<



Olá a todos!

Adiante temos um texto sobre tema atual: imigrantes venezuelanos.

É um bom texto para treinamento de leitura e tradução para a prova do ENEM, além de ficarmos atentos ao que acontece na atualidade.

Bom final de semana.

Prof. Adinoél


TEXTO

Brasil se prepara para una eventual nueva ola de inmigrantes venezolanos

El Gobierno brasileño prepara la instalación de nuevos albergues para refugiados en el estado de Roraima frente a una eventual nueva ola de inmigrantes venezolanos, que desde el año pasado han llegado por millares a esa región del norte del país.

“No podemos ser sorprendidos” por un recrudecimiento del éxodo, declaró el general Eduardo Pazuello, responsable de la operación humanitaria desplegada para ayudar a los venezolanos en la ciudad fronteriza de Pacaraima y en Boa Vista, capital de Roraima.

Pazuello aclaró que el flujo migratorio, que ha llevado a unos 40.000 venezolanos hacia Brasil, se ha “estabilizado” y que no hay indicios de que vaya a recrudecer, aunque aún así se instalarán dos nuevos refugios, con los que llegarán a nueve, a los que podrían agregarse otros en caso de necesidad.

Sin embargo, fuentes de organismos humanitarios que trabajan en la zona dijeron a Efe que aún ingresan cientos de venezolanos cada día a Brasil y que la delicada crisis económica, social y política de Venezuela no ha sido superada, lo que lleva a prever que el flujo se incrementará.

“No se han superado las causas que provocan ese éxodo”, señaló un portavoz de una organización de derechos humanos que pidió no ser identificado.

En su gran mayoría, los venezolanos que han llegado a Roraima han conseguido empleo y se mantienen por sí solos, así como muchos otros han optado por radicarse en otras zonas de Brasil, incluso mediante planes del Gobierno brasileño para asentarlos en otras ciudades.

Esas iniciativas, sin embargo, no han descomprimido la situación en Boa Vista, donde las autoridades calculan que hay al menos 6.000 venezolanos en situación de “vulnerabilidad” económica y social.

De ellos, unos 4.000 están en los siete albergues instalados por el Gobierno en Boa Vista, que son supervisados por diversos grupos de derechos humanos y organismos internacionales, como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La española Isabel Márquez, representante de esa organización en Brasil, dijo a periodistas que, en los últimos meses, el perfil de las personas que llegan desde Venezuela ha cambiado y agregado a un número mayor de miembros de las clases sociales más pobres.

“Son personas cada vez más vulnerables, que incluso llegan con índices de nutrición moderados o bajos”, indicó.

En los albergues, los propios venezolanos aseguran que son muy bien acogidos, que reciben una alimentación adecuada, cursos básicos de portugués, atención sanitaria y ayuda para buscar empleo.

No obstante, fuentes del Gobierno y de organismos humanitarios admitieron que las cerca de 2.000 personas que todavía no reciben asistencia constituyen un problema no resuelto.

El Gobierno del presidente Michel Temer ha anunciado recursos por valor de 190 millones de reales (unos 55 millones de dólares) para atender la emergencia durante este año, pero aún así la presión en Roraima es creciente.

En uno de los albergues, un grupo de periodistas fue abordado por unos 70 venezolanos que aún están en la calle y que deambulan por la ciudad en busca de techo, trabajo y comida.

“Estamos aquí hace tres meses y todavía no hemos recibido ayuda”, declaró a Efe Nestor Moreno, quien trabajaba como soldador en la petrolera PDVSA, fue despedido hace un año y huyó de su Puerto La Cruz natal hacia Brasil para intentar rehacer su vida.

“Vivimos de la caridad de algunas iglesias y de algún trabajito que sale, pero de ayuda oficial nada”, apuntó Moreno, erigido como portavoz de ese grupo, que incluía a decenas de niños y a personas de al menos ocho estados de Venezuela.

Muchas de los venezolanos que no reciben asistencia oficial se han instalado en unas rústicas carpas elaboradas con plásticos en una céntrica plaza cuyo nombre parece una paradoja de su tragedia: Simón Bolívar.

Otra cara dramática del éxodo es el aumento de venezolanas que se prostituyen en un miserable barrio de Boa Vista conocido como Passarão, que tiene además los más altos índices de inseguridad de la ciudad y está prácticamente ocupado por bandas del narcotráfico.

“Lo peor es que son mujeres que lo hacen por necesidad, que no se prostituían en Venezuela y que aquí han sido llevadas a ello, lo que en realidad las convierte en supervivientes del sexo”, dijo a Efe una religiosa que trabaja en la zona.

Fonte: www.efe.com (adaptado)

 

TRADUÇÃO LIVRE

Brasil se prepara para una eventual nueva ola de inmigrantes venezolanos

Brasil se prepara para uma eventual nova onda de imigrantes venezuelanos

 

El Gobierno brasileño prepara la instalación de nuevos albergues para refugiados en el estado de Roraima frente a una eventual nueva ola de inmigrantes venezolanos, que desde el año pasado han llegado por millares a esa región del norte del país.

O governo brasileiro prepara a instalação de novos albergues para refugiados no estado de Roraima frente a uma eventual nova onda de imigrantes venezuelanos, que desde o ano passado hão chegado aos milhares a essa região do norte do país.

 

“No podemos ser sorprendidos” por un recrudecimiento del éxodo, declaró el general Eduardo Pazuello, responsable de la operación humanitaria desplegada para ayudar a los venezolanos en la ciudad fronteriza de Pacaraima y en Boa Vista, capital de Roraima.

“Não podemos ser surpreendidos” por um recrudescimento do êxodo, declarou o general Eduardo Pazuello, responsável pela operação humanitária criada para ajudar aos venezuelanos na cidade fronteiriça de Pacaraima e em Boa Vista, capital de Roraima.

 

Pazuello aclaró que el flujo migratorio, que ha llevado a unos 40.000 venezolanos hacia Brasil, se ha “estabilizado” y que no hay indicios de que vaya a recrudecer, aunque aún así se instalarán dos nuevos refugios, con los que llegarán a nueve, a los que podrían agregarse otros en caso de necesidad.

Pazuello esclareceu que o fluxo migratório, que há levado a aproximadamente 40.000 venezuelanos até o Brasil, se há “estabilizado” e que não há indícios de que vá a recrudescer, embora ainda assim se instalarão dois novos refúgios, com os quais chegarão a nove, aos quais poderiam se agregar outros em caso de necessidade.

 

Sin embargo, fuentes de organismos humanitarios que trabajan en la zona dijeron a Efe que aún ingresan cientos de venezolanos cada día a Brasil y que la delicada crisis económica, social y política de Venezuela no ha sido superada, lo que lleva a prever que el flujo se incrementará.

Entretanto, fontes de organismos humanitários que trabalham na zona disseram a Efe que ainda ingressam centenas de venezuelanos a cada dia no Brasil e que a delicada crise econômica, social e política da Venezuela não há sido superada, o que leva a prever que o fluxo aumentará.

 

“No se han superado las causas que provocan ese éxodo”, señaló un portavoz de una organización de derechos humanos que pidió no ser identificado.

“Não se hão superado as causas que provocam esse êxodo”, assinalou uma porta-voz de uma organização de direitos humanos que pediu para não ser identificado.

 

En su gran mayoría, los venezolanos que han llegado a Roraima han conseguido empleo y se mantienen por sí solos, así como muchos otros han optado por radicarse en otras zonas de Brasil, incluso mediante planes del Gobierno brasileño para asentarlos en otras ciudades.

Em sua grande maioria, os venezuelanos que hão chegado a Roraima hão conseguido emprego e se mantêm sozinhos, assim como muitos outros hão optado por se radicar em outras zonas do Brasil, inclusive mediante planos do governo brasileiro para os assentar em outras cidades.

 

Esas iniciativas, sin embargo, no han descomprimido la situación en Boa Vista, donde las autoridades calculan que hay al menos 6.000 venezolanos en situación de “vulnerabilidad” económica y social.

Essas iniciativas, entretanto, não hão descomprimido a situação em Boa Vista, onde as autoridades calculam que há pelo menos 6.000 venezuelanos em situação de “vulnerabilidade” econômica e social.

 

De ellos, unos 4.000 están en los siete albergues instalados por el Gobierno en Boa Vista, que son supervisados por diversos grupos de derechos humanos y organismos internacionales, como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Deles, aproximadamente 4.000 estão nos sete albergues instalados pelo governo em Boa Vista, que são supervisionados por diversos grupos de direitos humanos e organismos internacionais, como o Alto Comissariado das Nações Unidas para os Refugiados (ACNUR).

 

La española Isabel Márquez, representante de esa organización en Brasil, dijo a periodistas que, en los últimos meses, el perfil de las personas que llegan desde Venezuela ha cambiado y agregado a un número mayor de miembros de las clases sociales más pobres.

A espanhola Isabel Márquez, representante dessa organização no Brasil, disse a jornalistas que, nos últimos meses, o perfil de pessoas que chegam desde a Venezuela há mudado e agregado a um número maior de membros das classes sociais mais pobres.

 

“Son personas cada vez más vulnerables, que incluso llegan con índices de nutrición moderados o bajos”, indicó.

“São pessoas cada mais vulneráveis, que inclusive chegam com índices de nutrição moderados ou baixos”, indicou.

 

En los albergues, los propios venezolanos aseguran que son muy bien acogidos, que reciben una alimentación adecuada, cursos básicos de portugués, atención sanitaria y ayuda para buscar empleo.

Nos albergues, os próprios venezuelanos asseguram que são muito bem acolhidos, que recebem uma alimentação adequada, cursos básicos de Português, atenção sanitária e ajuda para buscar emprego.

 

No obstante, fuentes del Gobierno y de organismos humanitarios admitieron que las cerca de 2.000 personas que todavía no reciben asistencia constituyen un problema no resuelto.

Não obstante, fontes do governo e de organismos humanitários admitiram que as cerca de 2.000 pessoas que ainda não recebem assistência constituem um problema não resolvido.

 

El Gobierno del presidente Michel Temer ha anunciado recursos por valor de 190 millones de reales (unos 55 millones de dólares) para atender la emergencia durante este año, pero aún así la presión en Roraima es creciente.

O governo do presidente Michel Temer há anunciado recursos no valor de 190 milhões de reais (aproximadamente 55 milhões de dólares) para atender a emergência durante este ano, mas ainda assim a pressão em Roraima é crescente.

 

En uno de los albergues, un grupo de periodistas fue abordado por unos 70 venezolanos que aún están en la calle y que deambulan por la ciudad en busca de techo, trabajo y comida.

Em um dos albergues, um grupo de jornalistas foi abordado por aproximadamente 70 venezuelanos que ainda estão na rua e que perambulam pela cidade em busca de teto, trabalho e comida.

 

“Estamos aquí hace tres meses y todavía no hemos recibido ayuda”, declaró a Efe Nestor Moreno, quien trabajaba como soldador en la petrolera PDVSA, fue despedido hace un año y huyó de su Puerto La Cruz natal hacia Brasil para intentar rehacer su vida.

“Estamos aqui há três meses e ainda não temos recebido ajuda”, declarou a Efe Nestor Moreno, que trabalhava como soldador na petroleira PDVSA, foi despedido há um ano e fugiu de sua Puerto La Cruz natal até o Brasil para tentar refazer sua vida.

 

“Vivimos de la caridad de algunas iglesias y de algún trabajito que sale, pero de ayuda oficial nada”, apuntó Moreno, erigido como portavoz de ese grupo, que incluía a decenas de niños y a personas de al menos ocho estados de Venezuela.

“Vivemos da caridade de algumas igrejas e de algum trabalho que sai, mas de ajuda oficial nada”, apontou Moreno, eleito como porta-voz desse grupo, que incluía dezenas de crianças e pessoas de pelo menos oito estados da Venezuela.

 

Muchas de los venezolanos que no reciben asistencia oficial se han instalado en unas rústicas carpas elaboradas con plásticos en una céntrica plaza cuyo nombre parece una paradoja de su tragedia: Simón Bolívar.

Muitos dos venezuelanos que não recebem assistência oficial se hão instalado em algumas rústicas barracas elaboradas com plásticos em uma praça central cujo nome parece um paradoxo de sua tragédia: Simón Bolívar.

 

Otra cara dramática del éxodo es el aumento de venezolanas que se prostituyen en un miserable barrio de Boa Vista conocido como Passarão, que tiene además los más altos índices de inseguridad de la ciudad y está prácticamente ocupado por bandas del narcotráfico.

Outra cara dramática do êxodo é o aumento de venezuelanos que se prostituem em um miserável bairro de Boa Vista conhecido como Passarão, que tem além dos mais altos índices de insegurança da cidade e está praticamente ocupado por bancos do narcotráfico.

 

“Lo peor es que son mujeres que lo hacen por necesidad, que no se prostituían en Venezuela y que aquí han sido llevadas a ello, lo que en realidad las convierte en supervivientes del sexo”, dijo a Efe una religiosa que trabaja en la zona.

“O pior é que são mulheres que o fazem por necessidade, que não se prostituíam na Venezuela e que aqui hão sido levadas a isso, o que na realidade as converte em sobreviventes do sexo”, disse a Efe uma religiosa que trabalha no local.

Fonte: Estratégia Concursos

Chat online